Encuentra el mejor para tus transferencias en divisas en el extranjero

Precios actualizados en cada petición

Clica en “Más detalles” para ver cómo funciona cada empresa y cómo hacer una transferencia de cuenta en euros a otra cuenta en divisa en el extranjero al mejor precio.
Currencies Direct

Currencies Direct

Sin comisiones ni costes de mantenimiento
Más barato que en tu banco
  • Transferencias globales
  • Presupuesto gratis 15 min
  • Mejores tipos de cambio que tu banco tradicional
  • Carteras en múltiples divisas
  • Cuentas multidivisa para vendedores online (Amazon)
  • Aplicación pagos masivos
24 h max
Cómo funciona
  • Selecciona las divisas de origen y destino de tu transferencia
  • Obtén el tipo de cambio de tu transferencia
  • Envía tu dinero a Currencies Direct
  • Ellos hacen llegar al destinatario la transferencia en el mismo día*
*Pago antes de la 13h30 en días laborables.
Características
  • Autorización de la Financial Conduct Authority inglesa (nº de registro 900669)
  • Autorización del Banco de España de Entidad de Dinero Electrónico Extranjera Comunitaria (nº de registro 6711)
  • Máxima calificación crediticia de Dun & Brasdtreet (menor riesgo)
  • Gestores personalizados de cuentas
  • 250.000 clientes de transferencias de divisas desde 1996.
  • 6.500 millones de libras transferidas los últimos 12 meses.
Requisitos
  • Ser mayor de edad
  • Una cuenta bancaria de origen y una cuenta bancaria de destino
Transferwise

Transferwise

0 Comisiones
Más barato que en tu banco
  • 49 divisas
  • Tipo de cambio garantizado 48 horas
  • Transferencias super-rápidas
  • Para particulares o empresas
Instantánea
Cómo funciona
  • Selecciona divisa y país de destino de tu transferencia
  • Obtén el tipo de cambio de tu transferencia
  • Transparencia: conoces la comisión antes de enviar
  • Inmediatez: envío en segundos
Características
  • Empresa autorizada por la Financial Conduct Authority inglesa
  • 4 Millones de clientes de transferencias de divisas.
  • 3.000 millones de libras transferidas el último mes.
  • Comparación de precios con otras empresas
Requisitos
  • Ser mayor de edad
  • Tener una cuenta española en euros con fondos
  • Una cuenta de destino en divisa a la que transferir dinero
  • Un teléfono móvil

Preguntas más frecuentes

Imagina que tienes un hijo viviendo en el extranjero o una segunda residencia en otro país. Si vive en un país fuera de la zona euro, probablemente necesitarás pagar en otra divisa un servicio o la hipoteca. Entonces sabes que hay muchas opciones para enviar dinero al extranjero o recibir fondos de una cuenta bancaria en el extranjero. Y también sabes que hay operadores de transferencias de divisas bastante más competitivos que tu banco.

Cambiator te ofrece de forma neutral varios servicios de transferencias de divisas para que puedas comparar precios y comisiones de estos servicios frente al precio de tu banco. Hacer una simulación de precio es muy sencillo. Solo tienes que seleccionar el país de origen de tu dinero, el país de destino y el importe en tu moneda local que deseas transferir. Y luego elegir la propuesta de transferencia que más te interese.

¿Por qué usar un servicio de transferencia de divisas?

Las transferencias de divisas (dólares, libras, etc.) hacia o desde una cuenta bancaria en el extranjero puede ser un proceso muy costoso en tiempo y en dinero, ya que los bancos no están acostumbrados a la competencia. La mayoría de los bancos ofrecen tipos de cambio de divisas poco interesantes y además te cobran comisiones. Esto hará que la cantidad final en divisa que se envía o se recibe sea muy poco interesante.

Ahora puedes sortear estas tarifas innecesarias haciendo tus transferencias de divisas con un servicio autorizado de transferencias de dinero. Son empresas, generalmente con sede fiscal en Reino Unido, que están especializadas en buscar los mejores precios de transferencia de fondos para sus clientes, a un tipo de cambio mucho más favorable para el ordenante y el destinatario de la transferencia.

Las transferencias de divisas son para ti:

  • Si estás comprando una propiedad en otro país con otra divisa.
  • Si necesitas hacer pagos regulares al extranjero para pagar una hipoteca o enviar dinero a tu familia en casa.
  • Si necesitas hacer un pago relevante en otros país que usa otra divisa.

Las transferencias de divisas no son para ti:

  • Si lo que necesitas es llevar contigo divisa en mano, es decir, si requieres dólares, libras o euros en papel para pagar los gastos de un viaje.
  • Para pagos de menos de 100 euros.

Cuando haces una transferencia de divisas desde tu cuenta bancaria en España a otro país no euro desde tu banco, entran en juego una serie de intermediarios que ralentizan la operación y cobran una comisión por su gestión. Ahora, el proceso se ha simplificado bastante por entidades financieras como Transferwise o Currencies Direct, autorizadas por la autoridad financiera de su país, Reino Unido, y especializadas exclusivamente en negociar mejores precios con más intermediarios, para conseguir más alternativas de envío de divisas cada vez.

Estas entidades tienen cuentas en euros y restantes divisas en España y en todos los países donde operan. Y por normativa, esas cuentas están segregadas. La misión de esa cuenta local (en el caso de España, en euros), es que el consumidor haga un ingreso en euros en esa cuenta de la que es titular la entidad. Luego ellos se ocupan de hacer llegar a su cuenta de destino en la divisa acordada el equivalente al montante de tu transferencia, menos su comisión o tipo de cambio aplicado, en la divisa de destino (por ejemplo en dólares). Y ya desde su cuenta en dólares en Estados Unidos, Canadá o donde sea, te hacen una transferencia local en la misma divisa a la cuenta del destinatario (en nuestro ejemplo, en dólares).

Por eso, no tienes que temer adelantar tu dinero a transferir a una cuenta de estas empresas. Funcionan así desde hace años, y al tener cuentas segregadas, no hay riesgo de perder tu dinero. Cada cliente que hace transferencias tiene una numeración de cuenta separada del resto, en un banco local. Este proceso es el mismo, pero a la inversa, si eres tú quien recibe fondos en divisa desde el extranjero.

Veamos un ejemplo paso a paso enviando 10,000 euros a una cuenta bancaria en Reino Unido (libras).

La empresa acuerda un tipo de cambio contigo online o por teléfono y si sigues adelante, se te asignará un agente que te acompañará durante todo el proceso. Entonces harás una transferencia en euros de 10,000 euros desde tu banco en España a la cuenta bancaria del cliente en España.

La empresa de transferencias transferirá tus euros a libras al tipo de cambio establecido contigo a una cuenta de la misma empresa en un banco inglés. Y ya desde esa cuenta suya en libras (recuerda que es una cuenta segregada para cada cliente), enviará las libras a la cuenta de destino que les hayas indicado, que será inglesa y estará en libras.

A diferencia de la compra o venta de divisas en efectivo (billetes para un viaje de placer o trabajo) donde conoces el tipo de cambio del día para un par de monedas, euro-dolar o dolar-euro, por ejemplo, en las transferencias de divisas se funciona de manera ligeramente diferente.

Para empezar, el tipo de cambio que se aplicará a la transferencia se puede negociar con los distintos intervinientes, transferencia a transferencia. Y ese precio es el que estas empresas financieras te ofrecerán específicamente para ti, dependiendo del volumen a enviar, del par de divisas o de cómo de frecuente sea tu actividad con ellos (cuanto mayor la fidelidad a una misma empresa de transferencias de divisas, mejores los tipos de cambio que te aplicarán).

Además, en el cambio de moneda, se entrega una divisa papel (euros), y se recibe en mano, también en efectivo, otra divisa (dólares), que generalmente sirven para tu propio uso y disfrute en el lugar de destino. Mientras que las transferencias de divisas no mueven “papel” sino que son movimientos de saldos de cuentas bancarias expresadas en dos divisas diferentes (tu cuenta en euros de España frente a la cuenta en dólares canadienses de tu hijo que estudia en Canadá, por ejemplo).

Solicitar un presupuesto a una de las empresas de transferencias que colaboran con Cambiator no te cuesta ni compromete a nada. Lo primero que tendrás que hacer es indicarle a cada una a través de un formulario de cotización los fondos que deseas transferir y en que divisa (por ejemplo, euro a dólar o euro a libra). Luego tendrás que indicarles si eres un particular o una empresa y o bien te mostrarán el precio aplicado a tu cambio de divisas en pantalla o bien te contactarán para confirmar los detalles de la operación al teléfono.

Si decides seguir adelante, te crearás una cuenta de usuario en el proveedor de transferencias y realizarás todos los pasos que hemos visto en la FAQ “Cómo funcionan las transferencias de dinero”.

Estas empresas de cambio de divisas son bastante transparentes. Mucho más que los bancos. Y te explicarán de forma aislada el importe de sus servicios. Este puede varia. En algunas casas de cambio se tratará de una comisión y te aplicarán un tipo de cambio de divisas mayorisa (sin margen para ellos). Y en otros casos, no te aplicarán comisión pero sí añadirán un pequeño margen de beneficio a la conversión euro-dolar (o el par de que se trate) sobre el precio mayorista.

Lo importante a hacer es saber cuánto dinero envías en euros y cuánto dinero llega al destinatario en moneda extranjera. Y comparar al menos dos propuestas con el precio que te aplique tu banco.

Recuerda que pedir un presupuesto o cotización para un cambio de divisas en una transferencia bancaria al extranjero ni te compromete ni te obliga a nada, y es gratis. Sólo te llevará el tiempo de rellenar unos campos en un formulario web de cada proveedor de transferencias.

Por abajo, nuestro consejo es que si vas a enviar 100 euros o su equivaente en otra divisa o menos, lo hagas de la forma tradicional vía tu banco, ya que con estas cantidades las diferencias en precio (tipos de cambio), no serán apreciables.

En cuanto a un límite superior, no existe una cantidad máxima a transferir entre cuentas bancarias en divisas. Cuanto mayor sea el importe de la transferencia, mejor el precio que la empresa intermediaria te podrá ofrecer.

Ten en cuenta, no obstante, que si la cantidad a enviar fuera extraordinariamente elevada, por razones de prevención de blanqueo de capitales te podrán pedir que les aportes un justificante del origen de tus fondos.

Ser mayor de edad y aportar un documento de identidad (DNI o NIE). Algunas empresas de transferencias te podrán pedir subir esos documentos escaneados en jpg, pdf, etc. o incluso una foto tuya tomada desde el móvil o la webcam de tu ordenador. Si la cantidad a enviar fuera extraordinariamente elevada, por exigencias legales de prevención de blanqueo de capitales te podrán pedir que les aportes un justificante del origen de tus fondos.

Si lo que necesitas es enviar efectivo a un familiar en otro país, lo tuyo son los envíos de dinero, que no tienen nada que ver con las transferencias de divisas. En los envíos de dinero te acercas a un agente de Western Union, Moneygram o cualquier otro proveedor de remesas y depositas euros, e indicas el destinario y su país y ciudad de residencia. Y ellos te dicen la cantidad exacta en moneda extranjera (en efectivo), que recibirá tu familiar o amigo. Este recibe una notificación de acercarse a un agente en su ciudad y retirar efectivo en moneda local (soles peruanos, bolivianos, pesos, etc.).